¿De qué se trata la mediación familiar?

A lo largo de la vida, muchas situaciones y relaciones interpersonales, se vuelven complejas cuando las personas no son capaces de llegar a algún acuerdo por si mismos. Ejemplos claros son aquellos inconvenientes en donde convergen los divorcios, tutelas de hijos o testamentos familiares. Por esta razón, surge un proceso que le permite a los individuos poder desarrollar sus puntos de vista pero lograr el entendimiento.

mediacion_La mediación es una manera de poder asistir a las personas para que lleguen a un acuerdo sin la necesidad de tener que llegar a las instituciones legales que favorecerá siempre sólo a una parte. En este proceso participa un profesional que podrá actuar como mediado, que proporcionará la información sobre los deberes y derechos de cada parte.

Uno de los momentos donde más se utiliza la mediación, es para resolver inconvenientes familiares, sobre todo los divorcios y pensiones alimenticias, ya que la finalidad es poder dar el apoyo, estabilidad y seguridad de los hijos. Cuando las mediaciones son de esta índole, es necesaria la participación de los padres en cada una de las mediaciones, ya que las consecuencias de no presentarse es que se adjuntan antecedentes negativos para algún juicio próximo.

El objetivo de una mediación familiar, es poder terminar con los conflictos que se tengan entre las dos partes a modo tal que cada una obtenga beneficios y que el problema termine en los tribunales de justicia. Esta alternativa, se convierte en la idónea cuando se trata de familiares o de padres divorciados, porque poder mantener una buena relación y comunicación, permite que los más afectados salgan lo menos perjudicados posible, como los niños.

¿Cuándo solicitar una mediación?

Muchos de los conflictos que llegan a tribunales, no fueron expuestos en una mediación, sino que más bien se tomó el camino más complejo y largo donde converge una demanda de por medio, haciendo el proceso mucho más intenso y tedioso, tanto para las dos partes e hijos, que forman parte del inconveniente. Además, la participación de un abogado es doble, es decir, cada parte debe contar con representante legal en estas instancias.

Por otro lado, en la mediación es un abogado quien mantiene la cita bajo los parámetros de conducta adecuados donde los involucrados exponen sus intereses y por medio, del lenguaje y técnicas comunicativas, permite llevar la conversación a “buen puerto”, como popularmente se dice.  De esta manera, el profesional de las leyes es quien genera el ambiente propicio para que, por ejemplo, en temas de pensiones alimenticias, las partes puedan desarrollar lo que necesitan y quieren de manera tal, que desde el otro lado puedan ser oídas y entendidas.

, ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes