Cualidades del abogado del siglo XXI

abogados

Con el tiempo se ven cambios en muchos aspectos de lavida cotidiana y laboral de las personas. Es imprescindible adaptarse a las nuevas épocas y a la tecnología que parece no detenerse. Muchas de las profesiones en la actualidad viven en constante cambio y si las características eran unas hace un par de años, ahora parecen haber cambiado. Esto muchas veces viene de la formación académica que reciben y el caso de los abogados no es diferente.

Es por esto que la enseñanza y el perfil de los nuevos abogados ha ido cambiando, destacando otras habilidades que en el pasado no tenían. Por lo mismo es que es bueno echar un vistazo a cuáles son estas cualidades o características que tiene que poseer todo abogado de este siglo. Por ejemplo los abogados con necesidad de generar negocios y captar clientes es un plus, pues los despachos de abogados prefieren profesionales con capacidad comercial.

  • Además, el nuevo abogado es sensible a las necesidades empresariales y de marketing del bufete.
  • Los abogados que se preocupan por las cifras de las ventas como por la excelencia jurídica, son bastante cotizados en la actualidad. Lo importante no es descuidar un aspecto por sobre el otro, sino que combinar ambos elementos.
  • Los despachos o estudios jurídicos buscan a abogados o directores jurídicos polifuncionales que controlen el negocio en su totalidad.
  • Los abogados más destacados hoy en día, son los que tiene conocimientos en marketing, comunicación, finanzas e incluso otras habilidades creativas, que no tienen mucho que ver con el derecho. Lo importante es que quieran aprender algo nuevo cada día.
  • Los despachos buscan abogados que sean influyente. No es suficiente con publicar notas de prensa, artículos en revistas del sector, crear un sitio web o actualizar un blog.
  • Abogados multifuncionales. Es necesario que los abogados sean todoterreno y que aporten calidad jurídica, pero que a la vez asuman el posicionamiento estratégico de la firma y la visión creativa, controlando todos los canales. Su flexibilidad es esencial para despachos de abogados con estructuras jerárquicas desfasadas y sobredimensionadas.
  • El abogado de la actualidad tiene que complir con objetivos empresariales. Si el abogado funciona, entonces puede quedarse sin problemas, si no ocurre de esa forma, lo más probable es que se vaya.
  • Un buen abogado debería aumentar por lo menos un 20% las ventas de un pequeño despacho.
  • La idea es que un abogado con las facultades correspondientes, hagan más atractivo a los despachos por los clientes e incluso por los abogados de la competencia.

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes