Aspectos reglamentarios de un arriendo de casa

casa

Se acerca el 18 de septiembre y con ello muchas personas salen de vacaciones. Esto también pasa con las empresas, que en muchas ocasiones salen de vacaciones con sus trabajadores a algún lugar convenido con anterioridad. Lo importante es seguir algunos consejos para evitar pasar malos ratos. ¿Cómo cuáles? Por ejemplo exigir contratos y en lo posible, visitar con anterioridad la propiedad que se quiere arrendar. Lo importante es saber identificar a tiempo un buen arriendo de propiedad.

Debe estar al tanto de todo lo que se le dice y que lo que se prometió se cumpla al pie de la letra. Es decir que si a usted le ofrecen una casa junto a la playa, entonces eso es lo que se le va a entregar y no algo en el cerro. Dentro de todo, siempre hay algunas recomendaciones que se pueden seguir para que esta experiencia sea placentera y así no pasar malos ratos:

  • Exija un contrato escrito donde queden registradas las promesas.
  • Hay que ser aterrizado en cuanto a las propuestas, ya que por lo general las ofertas que son muy baratas, suelen terminar siendo demasiado caras.
  • En los posible, trate de visitar la propiedad. En caso de que no sea posible, verifique que la casa o departamento existe, antes de realizar cualquier depósito de dinero.
  • Recurra a propiedades o empresas con experiencia en el rubro, que sean identificables y con las patentes y reglamentaciones al día.

Uno de los puntos más importantes es que el lugar en donde nos estableceremos cuente con los papeles al día y con los requerimientos mínimos del “Reglamento de Hoteles y establecimientos similares” del Ministerio de Salud, como los que se presentan a continuación;

  • Lo primero es que un buen lugar de alojo debe estar en óptimas condiciones. Por lo menos debe hacerse aseo una vez por día.
  • La presentación general y estado estructural de las dependencias deben mantenerse en buenas condiciones.
  • Los artefactos sanitarios deben estar en perfectas condiciones, con el objetivo de prevenir la salud de los usuarios, como evitar que se produzcan malos olores.
  • Las sábanas, fundas y toallas deben ser cambiadas una vez que ingrese un nuevo pasajero y a lo menos dos veces por semana, cuando sean utilizadas por un usuario.
  • Los pasillos y otras dependencias deben contar con la luz adecuada, ya sea ésta natural o artificial, que permita la circulación de las personas sin peligro.
  • Además, las dependencias deben estar correctamente ventiladas. Las ventanas deben abrir como mínimo en un 50% de su superficie.
  • Como parte de la prevención de riesgo de incendios, estos lugares deben contar con un extintor por cada 100 metros cuadrados, con un mínimo de dos, ubicados, en los lugares de mayor riesgo y en sitios de fácil acceso.
  • Las puertas de escape deben abrir hacia afuera y también debe estar libre de obstáculos en caso de cualquier catástrofe.

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes