3 mitos sobre los abogados

El Derecho es una carrera con una clara orientación social, ya que busca resguardad la justicia y el orden. Los abogados son quienes deben velar por el cumplimiento de leyes y normativas, así como también encargarse de que quienes no las obedezcan, reciban las sanciones correspondientes. Para convertirse en un profesional de este ámbito, es necesario estudiar en una Facultad de Derecho y de ese modo, adquirir todas las herramientas necesarias para el futuro ejercicio de la abogacía.

Aunque la universidad enseña a los abogados la importancia de la ética, el compromiso por defender aquello que es correcto y proteger a las personas, existen algunos mitos asociados a su carrera, ya sea por desconocimiento o por rumores que se transmiten. Sin embargo, no suelen ser más que prejuicios, de los cuales los más comunes son los que se enlistan a continuación:

Es necesario ser buen mentiroso para ser abogado

Socialmente existe el prejuicio de que quien opte por esta vocación, y la curse en una Facultad de Derecho, deberá ser un mentiroso por naturaleza. Quien tenga esa percepción respecto a los abogados, no entiende en profundidad todo lo que implica estudiar esta carrera y sobre todo, los conocimientos que deben adquirir durante sus años de formación. Deben estar preparados para defender una causa de manera objetiva, con sólidos conocimientos sobre las normativas vigentes y siempre desde los valores profesionales.

Que estos profesionales no tienen ética

Uno de los mitos sobre la abogacía es que quienes la ejercen carecen de ética. Al igual que sucede con otras áreas, suelen haber algunas excepciones, en donde existen profesionales inescrupulosos que hacen daño a la sociedad. Sin embargo, cuando son detectados, reciben las sanciones necesarias. En una Facultad de Derecho se enseña a los estudiantes acerca de la importancia del deber ser y también de que su comportamiento sea intachable, ya que deben representar un ejemplo para la sociedad.

Que todos suelen ser manipuladores

Algunas personas creen que un abogado se convierte en una persona fría y calculadora, incluso en lo personal. Sin embargo, las características que definen a una persona no están relacionadas por el camino profesional que decida tomar, sino con una serie de factores ajenos a una carrera en particular. Es injusto culpar a una vocación en particular, respecto a la forma de ser de cada uno.

Es importante que quienes estén interesados en estudiar abogacía en una Facultad de Derecho entiendan que estos mitos no son reales y que lo que realmente importa, a la hora de elegir una carrera, es la vocación y el amor que se sienta por esa ocupación.

, , ,

Comments are closed.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes